Tim Spector, profesor de epidemiología genética del King’s College de Londres, apodó a este síntoma “Lengua COVID”. Un estudio en Madrid parece confirmar esta teoría

La lista de síntomas del nuevo coronavirus sigue agrandándose. Ahora, la “lengua COVID” podría ser considerado uno de los síntomas del COVID-19, según aseguró el investigador británico Tim Spector, profesor de epidemiología genética del King’s College de Londres.

De acuerdo a lo que afirmó Spector, algunos pacientes informan que han desarrollado úlceras bucales dolorosas o erupciones en la lengua, por lo que se sumaría a las señales “no clásicas” de esta enfermedad que suelen pasarse por alto, como erupciones cutáneas y cambios en las palmas de las manos o en los pies, conocidos como “dedos de COVID”.

“Tenemos cerca de cuatro millones y medio de personas que nos han contado sus síntomas en tres países y ahora tenemos más de 20 síntomas de COVID, por lo que estamos encontrando síntomas raros que no se han notado antes”, dijo el investigador.

infobae-image

Spector describe la “lengua COVID” como una situación en la que “se desprenden trozos de la lengua, lo que se denomina ‘festoneado’, y a menudo se produce un recubrimiento aterciopelado de la lengua, que parece estar asociado a otros síntomas de COVID, a veces con las erupciones cutáneas, pero a menudo se produce después de los primeros síntomas clásicos”, como reporta Euronews.

“La mayoría de los médicos lo ignoraban, pues no creían que estuviera relacionado, pero ahora, con todos estos informes crecientes, parece que forma parte de este síndrome”, agregó. “La lengua COVID todavía no es común. Menos de una de cada 100 personas han declarado el problema, pero puede que se incremente cuando la gente se dé cuenta de que está asociada”.

“Se parece a otras afecciones de la lengua que se ven afectadas por los virus. También se le llama ‘lengua geográfica’, porque tu lengua parece un mapa del mundo por la forma en que tiene algunas partes que se elevan y otras que se bajan”.

Esto indica a la gente que hay muchos síntomas diferentes de COVID-19, sobre todo en los primeros días, que la comunidad médica no estaba reconociendo. Y es realmente esencial que si ocurre algo inusual, algo que realmente no te esperas, mientras que el COVID está tan extendido en Europa la gente debería pensar que podría estar relacionado, y tomar las precauciones adecuadas”.

Además, un estudio realizado con pacientes de coronavirus en Madrid, cuyos resultados fueron divulgados durante los últimos días de enero, reveló que lesiones en la lengua y ardor y manchas en pies y manos podrían ser síntomas del COVID-19, y que su detección ayudaría a diagnosticar precozmente la enfermedad.

La investigación, llevada a cabo en abril con 666 pacientes con COVID-19 ingresados en el hospital de campaña instalado en el pabellón de congresos madrileño Ifema, encontró que el 25% de ellos presentaron alteraciones en la lengua y 40% en los pies y las manos, indicó un comunicado del gobierno de la capital española.

Algunos pacientes informan que han desarrollado úlceras bucales dolorosas o erupciones en la lengua (Photo by Mario Tama/Getty Images)

El estudio, publicado en la revista científica British Journal of Dermatology en forma de “research letter”, detectó en varios pacientes un incremento del tamaño de la lengua y lesiones en las papilas en forma de parches lisos, “que se asocian en muchas ocasiones a la pérdida del gusto”. Asimismo, otros enfermos sufrieron ardor o enrojecimiento en pies y manos y en ocasiones observaron en ellos manchas y descamación, señaló el comunicado.

Unidos a síntomas característicos del COVID-19 como tos y fiebre, “pueden ser signos clave para un diagnóstico precoz de esta enfermedad”, indicó el estudio.

La investigación fue liderada por el servicio de dermatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid y de varios médicos de atención primaria que atendieron a los pacientes ingresados en Ifema, que recibió enfermos con covid-19 ante el desbordamiento de otros hospitales durante la primera ola de la pandemia del nuevo coronavirus.

 

Con información de AFP

Leé la nota completa en Infobae